+ 34 981 850 903

Inicio Blog Otoño: magosto, castañas e trompos

Otoño: magosto, castañas e trompos

Viernes, 30 de noviembre de 2018

Estamos en pleno otoño y eso en Galicia es igual a castañas, trompos (peonzas) y magosto. Y es que con la llegada de esta estación, en nuestra tierra se comienzan a celebrar tradiciones de toda la vida que disfrutan tantos niños como adultos.

Trompos ó camiño

Todos recordamos aquel refrán “polo San Martiño, trompos ó camino”, que traducido al castellano sería, por San Martín, peonzas al camino; daba comienzo la temporada de trompos en todos los colegios y aldeas gallegas. Había una competencia feroz entre los más jóvenes por conseguir el mejor trompo, lo que implicaba, madera de “buxo” y una buena punta afilada. Allá por los años 80, existían auténticos artistas de estas piezas casi de coleccionista. El fútbol, repito, EL FÚTBOL, pasaba a un segundo plano y todos los recreos se llenaban de corrillos de niños con sus mejores “armas” disfrutando como enanos, bueno como lo que son. Se escuchaba la jerga típica del juego: apandote (aquel trompo que se ponía en el centro del círculo, siempre el peor de la colección), chichada (cuando un trompo le daba al otro pero solo le dejaba una marca), racha (cuanto se seccionaba una parte de un golpe) y lo máximo a lo que se podía aspirar…”fendino”, algo que ocurría muy raras veces y que encumbraba al que conseguía hacerlo: romper en dos otro trompo.

O magosto

En todos los colegios y en muchas aldeas gallegas, se celebra una fantástica fiesta que tiene como eje central la castaña. Alrededor de tan mítico y socorrido fruto ( única fuente de alimento para muchos gallegos en épocas de gran hambruna) pequeños y mayores realizan un sinfín de actividades y juegos con el único objetivo de pasar una jornada agradable y muy divertida. Juegos tan míticos como carrera de sacos, torneo de trompos…

Y todo acababa con un gran banquete de castañas asadas, Todo un manjar.